Deluz, el restaurante más bonito de Santander


Deluz, el restaurante más bonito de Santander

No es desconocido que el Sardinero es una de las zonas más bonitas de Santander. Chalets de principios de siglo y arboledas se alternan a lo largo de cuestas y calles en los que se siente la cercanía de la mar. En una de ellas, hay una puerta abierta, dando la bienvenida a todo aquel que pasa. Al adentrarnos descubrimos un jardín con rosales y magnolios y al fondo, una casa. Bienvenidos a Deluz, el restaurante más bonito que conocerás.

El restaurante más bonito de Santander
Jardín de Deluz en una soleada mañana

Tocamos el timbre y nos abre la puerta una sonrisa que tiene por nombre Elena. Cada pared rezuma familia por los cuatro costados. Y es que por esta casa corretearon y jugaron en muchas ocasiones Carlos, Lucia y Pablo, quienes junto a su madre María,  se les ocurrió la genial idea de hacer de la casa familiar un precioso restaurante. Han pasado 10 años y el resto es historia. Ya no son sólo son Deluz, sino que lo son en Compañía, junto a 7 restaurantes más repartidos entre Santander, Valladolid y Madrid, y las 170 personas de más de 17 nacionalidades que forman parte de su equipo, el verdadero alma de toda su filosofía. La fórmula de su éxito no es secreta, pero a veces, los ingredientes más a mano, son los más complicados de cocinar. A ellos, les ha bastado unir en sus recetas producto ecológico y una gestión del personal socialmente responsable. Sus locales no sólo son bonitos por una cuidada decoración, si no también, por cada una de las personas que cada día hacen que sentarse a la mesa se convierta en un verdadero festival de sabores.

Santander

Deluz invita a relajarse, a saborear disfrutando en sus salones y descubrir las decenas de historias que guarda su carta. Una de ellas es la de Maria Jesús que junto a a su marido creó Los Tiemblos, uno de esos quesos que te dejan sin palabras. Otra es la de Conchi y sus terneras ecológicas, o la de Florencio y sus corderos.

uno de los salones del restaurante más bonito de Santander

Fausto y su equipo son los artistas que día tras día se reinventan en la cocina para ofrecer la mejor versión de cada producto. Una ocasión perfecta para conocer sus secretos es acudir a las cooking nights en las que además de degustar, uno aprende los entresijos del mundo culinario.

el restaurante más bonito de Santander

Detalle del la entrada de Deluz, el restaurante más bonito de Santander
Centro de flores

Cuando el tiempo lo permite, un plan ideal es sentarse en su terraza a comer o a cenar. Ellos, son amantes de la sobremesa, y este remanso de paz en su jardín invita a una buena charleta.

Comer en el restaurante más bonito de Santander es hacerlo bajo la sombra de un magnolio
Detalle del jardín de Deluz
Las cenas al aire libre son otro de los encantos de Deluz, el restaurante más bonito de Santander
Jardín de Deluz con mesa de sushi

Toma el café de después de comer en la biblioteca, y si eres amante del vino, antes de la cena será el escenario perfecto para una copa. Sentados desde aquí, y tan relajados, nos despedimos, no sin antes decir que Deluz brilla con luz propia.

Si crees que tardarás en hacer una escapada por Santander puedes probar alguno de los restaurantes que los hermanos Zamora han abierto por la capital: Celso y Manolo, La Vaquería Montañesa o Taberna La Carmencita. Vayas donde vayas, respirarás la misma esencia que plantaron con tanto cariño en su Santander natal.

salones en el restaurante más bonito de Santander

 

Hay 1 comentario

Añadir

Deja un comentario